lunes, 13 de febrero de 2017

Cresta Remuñe-Maupas y el Boum, desde el refugio de Maupas

El movimiento empieza pronto en el refugio de Maupas al que llegamos el día anterior (descripción aquí). Nuestra idea es echar a andar a eso de las siete, nos espera un tramo de cresta y bastante faldeo por el circo para evitar la cresta entre el Maupas y el Boum (enlace a la ascensión por el valle de Remuñe), así que queremos tener horas por delante, solo por si acaso.
Amanece en el Refugio de Maupas.

Fecha: 03-08-2016
Montañeros: 2
Distancia: 9,4 km
Desnivel positivo: 1.212 m
Desnivel negativo: 1.212 m
Duración (con paradas): 9 h 23 min.
Recorrido: Refugio de Maupas/Refuge du Maupas (2.420 m) – Tusse de Remuñe (3.041 m) – Pico Rabada (3.045 m) – Pico Navarro (3.043 m) – Pico de Maupas (3.109) – Pico  de Boum (3.006 m) - Refugio de Maupas/Refuge du Maupas (2.420 m)
Dificultad: Difícil. Cresta siempre aérea con múltiples trepadas y algunos pasos de II. Destrepe  en la  bajada desde el Maupas (Paso Malo) y trepadas en varios puntos en el acceso al Boum.
Track en wikiloc:https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=14446151

Salimos de detrás del refugio Maupas (acceso hasta el refugio aquí) y subimos (hitos) por los canchales en dirección Sur, primero con el Lac d´Enfer a nuestra derecha y luego dejándolo a nuestra espalda. Una barra metálica clavada en la roca nos indica el punto donde dejar el sendero que sube directo por el contrafuerte hacia la Tusse de Maupas y el Maupas. Descendemos en ese punto unos cuantos metros en contradirección, abandonando el contrafuerte y accediendo a las sucesivas morrenas y caos de rocas del Circo de los Crabioules.
Iniciamos el día siguiendo el sendero tras el refugio.
Poco a poco vamos ganando altura por los canchales.

La barra metálica del centro de la foto nos indica el punto en que nos desviamos a nuestra derecha...
...y bajamos al circo.
Ascendemos por el circo en dirección Suroeste (algunos hitos) hacia el amplio collado de los Cabrioules. A su derecha de nuestro primer objetivo del día, la Tusse de Remuñe. A pesar de estar en agosto, los neveros se mantienen en la cara norte, por lo que alternamos los grandes bloques y las zonas deshechas de morrena con neveros. Ya en la última pala hacia el collado, cuando aumenta la pendiente, nos ponemos los crampones. Un despiste con la mochila hace que las gafas se queden en ese punto, por lo que perdemos un buen rato subiendo y bajando y buscando por la zona, pero finalmente aparecen y podemos continuar tranquilos con el recorrido. 
Nos dirigimos al collado de Cabaioule. Grandes bloques al principio...
...y luego neveros y morrena deshecha.
Subiendo por la nieve cambiamos ligeramente el objetivo y, ya salvados los neveros, nos vamos a una sencilla canal, prácticamente un embudo pedregoso, entre la Tusse y el collado, ascendiendo por pequeños bloques hasta la cercanía de la Tusse de Remuñe.  Unos pocos metros por la, en esta zona, amplia cresta nos dejan en la Tusse de Remuñe (3.041 m;  2 h 40 min), cima que ya hemos visitado en otras ocasiones.
La nieve todavía aguanta, así que nos ponemos los crampones para salvar tranquilos la parte más pendiente, aunque el acceso a la cresta lo haremos por los pequeños bloques de granito que forman la Tusse de Remuñe.
Maupas y la cresta por la accederemos a su cima.

Y el paso más bajo, y complicado, entre el Rabadá y el Navarro. Por ahí también hemos de pasar.
Ya en la cima de la Tusse de Remuñe, empezando por la izquierda la aguja Jean Garnier , insignificante en esta foto, Crabioules, el collado de Inferior de Literola, nevado, y el inicio de la cresta hacia el Perdiguero.
Continuación de la cresta hasta la mole del Perdiguero, con el ibón de Literola que empieza a parecer a la izquierda de la foto.

Y la cresta, y las cimas, que aún nos esperan para el día de hoy. Rabadá, Navarro y Maupas. El Boum no lo vemos, queda detrás

Desde aquí ya no hay pérdida, tomamos la cresta hacia el Este, llegando sin apenas dificultades al Pico Rabada (3.045 m; 2 h 45 min). A partir de aquí la cresta se torna afilada, con patio a ambos lados. Descendemos por ella, principalmente por el lado Sur, a una depresión, donde afrontamos un corto paso en destrepe y volvemos a subir. Afrontamos algún que otro paso delicado,  como el paso de una corta placa, manteniéndose el patio a ambos lados. La cresta va ganando en amplitud según nos acercamos a la cima aunque siempre mantiene el patio por lo que progresamos ayudándonos de las manos. Finalmente llegamos al Pico Navarro (3.043 m; 3 h 5 min).
Cima del Rabadá. Mirada al tramo recorrido con el Perdiguero de fondo…
… y a al tramo que nos queda, hacia el Navarro y el Maupas.

Cima del Pico Navarro con su discreto hito.
Como descripción complementaria, os dejo el enlace a otra entrada del blog, del día que nos quedamos en el Navarro (http://tienequeserporahi.blogspot.com.es/2016/05/remune-rabada-navarro-y-de-propina-la.html). Hoy vamos algo más rápidos, así que apenas saco fotos, pero ese día nos lo tomamos con más calma y creo que las fotos son bastante descriptivas del tipo de cresta que os podéis encontrar si os decidís a pasar por aquí.

Tras la cima del Navarro, toca de nuevo descender siguiendo la cresta a una nueva depresión. El tramo de cresta que nos encontramos es similar, aunque algo más larga,  a la que ya hemos recorrido entre el Rabada y el Navarro, una cresta aérea y afilada, con buena roca, por la que avanzamos ayudándonos en todo momento de las manos y donde salvamos algún que otro paso que puede estar en el II. Tras la depresión continuamos subiendo por la cresta, que sigue con sus dificultades y su  patio a ambos lados hasta encontramos, tras una placa inclinada, una corta pared vertical, paso de III según las guías.

Esta dificultad la salvamos por nuestra izquierda. Un clavo oxidado en la roca nos indica el punto donde salimos de la cresta y pasamos a la pared del lado francés, recorriendo no más de un par de metros por una repisa y retomando a la cresta tras una corta trepada por una chimenea. Me quedé con las ganas de foto, pero cuando estoy en estos pasos no siempre me veo con ganas de sacar la cámara o de pedir a la gente que pose. Otra vez será.
Aquí ya hemos salvado la cresta incluyendo el último tramo. La foto no hace justicia a lo afilada y aérea que es.
Y después de ese punto, la cresta sigue subiendo y se va ensanchando, aunque se mantiene los grandes bloques de granito.

Un poco más arriba, última mirada a la cresta que acabamos de recorrer.
Tras este paso poco a poco la cresta se va ensanchando y nos conduce, ya si más dificultades, a la cima del Pico de Maupas (3.109 m; 3 h 50 min). Tras tomarnos un descanso continuamos, que aún queda un buen trecho. Sin pensar demasiado comenzamos a andar manteniendo dirección (Este) pero enseguida, ante la falta de hitos o rastros de senda,  nos damos cuenta que nos hemos colado. Volvemos a la cima y miramos con más cuidado. Prácticamente junto a la cima sale la línea de hitos que desciende por el contrafuerte norte.
Últimos metros a la cima del Maupas.
Y desde la cima, fotos para todos los lados...la cresta, los Cabrioules, el collado Inferior de Literola y al fondo a la izquierda, la mole del Perdiguero.
Y la continuación, por la cresta, hacia el Boum, palabras mayores para nosotros. Al fondo, a la derecha, Maladeta-Aneto.
Portal de Remuñe, el acceso más fácil a la Tusse de Remuñe, por donde ya hemos pasado en otras ocasiones..
Y a nuestra espalda, a la derecha de la cresta, el Lezat y el Quayrat, por estos también hemos andado.
Descendemos por el contrafuerte, en el que los bloques van dejando paso a los canchales según descendemos hasta llegar al “Paso Malo”. El contrafuerte comienza a elevarse un poco hacia la Tusse de Maupas (Norte, frente a nosotros), así que aquí lo abandonamos, por una zona de canchal pulido y vertical, con muchas zonas por las que desplazarse sin problemas,  que nos deja en una zona más llana.
Bajaremos por este contrafuerte.
Descendemos sin dificultades...
...con unas magníficas vistas del Boum.
Hasta acercarnos al Paso Malo...
...que salvamos poniendo las manos en algunos puntos, pero sin que represente una dificultad seria después de la cresta.
Salvado el “Paso Malo” giramos a nuestra derecha (Este) y nos dirigimos  paralelos a la arista entre el Maupas y el Boum, y sin perder demasiada cota, hacia el Este, recorriendo una especie de llano hacia la  parte baja del contrafuerte que desciende del Boum y salvando también por su parte baja lo que queda del glaciar de Maupas, situado en ese rincón que forman el contrafuerte del Boum y la cara norte de la arista. La zona, hasta acercarnos al contrafuerte, es de canchales y neveros, con pequeñas subidas y bajadas según buscamos los pasos más practicables.
Nos dirigimos hacia al Boum, havaia el punto donde acaba el contrafuerte norte que baja del Boum.
El terreno ahora combina canchales y neveros, con continuas subidas y bajadas para salvar las pequeñas depresiones que nos encontramos.
Cruzando bajo lo que queda del Glaciar del Maupas...
...camino de la parte baja del contrafuerte.
Salvado el contrafuerte aparece sobre nosotros un pequeño circo. Según nos hemos ido acercando el terreno ha ido cambiando, ganando en pendiente y pasando a ser los restos de una morrena, bastante deshecha en su inicio y con un gran nevero central. Ascendemos por la morrena (Sur, algunos hitos) dirigiéndonos, cuando la pendiente se suaviza, hacia nuestra derecha, hacia el lomo del contrafuerte, y situándonos prácticamente en la vertical de la cima.
Comenzamos a subir. El terreno pasa a ser una pedrera por lo que a veces se va mejor por el nevero.
Aunque ya en la entrada del circo nos desviamos hacia las rocas de nuestra derecha. Al principio bastante deshechas como buena morrena...
...y luego, ya con la cima a la vista, mucho más amigable
Ascendemos cercanos al filo del contrafuerte, algo a su izquierda, con rastro de senda e hitos. Ya cerca de la cima el contrafuerte gana en pendiente, así que en algunos puntos nos vemos obligados a ayudarnos de las manos para avanzar por el granito. Los hitos nos dejan junto a una chimenea a nuestra derecha. Un paso en flanqueo en roca, con sensación de patio, para entrar en ella y subimos un par de metros para aparecer en la cima del Pico de Boum (3.006 m; 6 h 40 min).
Nos dirigimos por el contrafuerte hacia la vertical de la cima.
Los últimos metros, más verticales,  piden poner las manos en algunos puntos.
Y el último paso, el flaqueo lo hemos hecho por las rocas de la derecha de la foto. En el centro la canal que parece acabar en el mismo glaciar, muchos metros más abajo.
Mirada al circo bajo el Boum que acabamos de recorrer y al contrafuerte (abajo a la izquierda de la foto) por el que hemos subido.

Cima del Boum.
Mirada al Maupas, y a su izquierda, al fondo, el Perdiguero...
...y a su derecha, el Paso Malo (justo antes de la zona llana del contrafuerte) y el terreno por el que hemos pasado del Maupas al Boum.
Al Este, el Mall Pintrat (al que iremos unos días después) y al fondo, precioso como siempre, el núcleo Maladetas-Aneto con el Pico del Alba en primer lugar y su bonita subida por los Ibones del Alba.
Y abajo, muy abajo, al norte, el Lac Bleu y el Lac Vert.
Para el descenso tomamos el mismo contrafuerte de subida y una vez descendida la morrena y superado el contrafuerte, giramos (Norte, Noroeste) dirigiéndonos hacia el Refugio. Vamos  perdiendo cota poco a poco, primero entre rocas y neveros, y luego entre  canchales y zonas de hierba.

Descendemos entre roca y canchales. No hay una referencia clara.
Ya en la zona de canchales aparecen una serie de montículos de piedra alineados que van perdiendo cota suavemente, como nosotros, y dirigiéndose hacia el Nornoroeste. Al principio nos intrigan bastante, hitos claramente no son pero ¿qué pintan ahí?, desde luego llevan nuestra misma dirección, así que los seguimos.
Nos encontramos montones de rocas cada pocos metros, los seguimos.
Mirada atrás, de ahí venimos.
Según andamos, visto como salvan el relieve, y algunos cables que surgen de ellos, se nos ocurre un explicación, probablemente se trate de los soportes de alguna tubería ya desaparecida que tomaba agua de  la zona del glaciar y al conducía al ibón que está sobre el refugio o a toda la estructura de la compañía eléctrica que hay alrededor del Lac d´Enfer. La cosa es que los seguimos y nos dejan justo en el montículo sobre el Refugio de Maupas.
Según sea el desnivel a salvar, los montones de roca pueden llegar al metro o metro y medio...así que no hay pérdida.
Lac d'Enfer y el refugio. Aquí tomamos un pequeño descanso. 
Descendemos al refugio, apenas 50 metros de desnivel y damos por finalizada la salida como siempre que hay ocasión, sentados en la terraza con una cerveza. Mañana queda volver a Benasque, pero repetiremos ruta (enlace).  

Celebrando la cima del Maupas. Lo peor ya estaba hecho.