jueves, 30 de julio de 2009

Midi d'Ossau (2.884 m)

El Midi es, para todos los que andamos por la zona del Pirineo navarro y oscense un monte especial. Por su situación aislada míres desde donde míres su silueta característica es siempre una referencia y su dificultad, lo suficiéntemente asequible para que sea más cuestión de osadía que de técnica, aún lo hace más atractivo.
Midi. Visto desde el Aspe.
Midi. La pared frente al refugio de Pombie

Por cercanía, nuestros primeros pasos en el Pirineo fueron en la zona de Sallent-Formigal-Panticosa. Subimos unos cuantos montes incluyendo algunos tresmiles, nos desplazamos a otras zonas, subimos otros tresmiles pero siempre con la espina del Midi. Hace años nos acercamos por Pombie, dando un paseo, hasta la misma base, pero ni nos atrevimos a subir ni realmente teníamos tiempo para ello.

Este año lo teníamos en la lista de propósitos, nos costó, peor al final organizamos una excursión con gente más experimentada, excursión que quedo anulada el día que íbamos a salir por el mal tiempo. Pero no importa, se organiza una nueva "expedición", esta vez con otra gente lo suficientemente experta como para aportarnos seguridad. Esta vez hubo suerte, un día esplendido y la satisfacción de haber subido, y bajado, una de las cumbres más bonitas del Pirineo (lo de bonita no lo digo solo yo, que incluso está en una recopilación de rutas con ese nombre).

Ruta: Cabane de l'Araille - Col de Soum de Pombie - Ref. Pombie - Col de Suzon - Midi d'Ossau (2.884 m)...y vuelta
Dificultad: Moderada
Distancia: 16 km (obtenido del track)
Fecha: 25/07/2009
Duración (con paradas): 8 h 30 min
Montañeros: 3
Desnivel acumulado(subida):1.364 m (obtenido del track, solo ida)
Track:Si (solo ida)

Bajando Portalet hacia el lado francés, aproximádamente a 1 km del alto y todas sus tiendas nos encontramos a mano derecha, en el lateral de la carretera, un aparcamiento en batería. El Midi es un monte muy concurrido (esa es en mi opinión su único inconveniente), también lo es la zona que lo rodea, así que seguramente habrá ya coches, sea la hora que sea.

Bajando por la pista. Abajo se intuye el río

Dejamos el coche y tras cruzar la carretera descendemos por una pista hasta cruzar el río, primero por una pasarela y después por unas piedras. Cruzado el río nos dirigiremos (Norte) por rastros de senda en el prado hacia la ladera herbosa que tenemos frente a nosotros y en la que se aprecia un gran zigzag, senda muy marcada, que nos llevará al collado de Soum de Pombie (2.129 m).

Frente a nosotros la ladera que habrá que subir

La pendiente es en algunos puntos fuerte

La salida al collado nos ofrece la primera gran visión del Midi, con sus dos cimas (Petit Pic du Midi y Midi)claramente diferenciadas.

Al fondo el Midi ¡Pero que bonito!

Continuamos en la misma dirección (Norte) descendiendo suavemente por senda hacia el refugio de Pombie, justo a los pies del Midi. Aprovechamos el refugio (2.031 m)para recargar agua en la fuente y retomar fuerzas mientras admiramos la fotogénica estampa del Midi y del lago de Pombie a sus pies.

Foto de postal. Midi y lago

Junto al refugio un poste indicador nos dice cuanto nos queda al collado

Pasamos entre el lago y el refugio y, manteniendo dirección Norte, nos dirigimos entre los desplomes del Midi al collado de Suzon, collado que ya podemos ver frente a nosotros. Hemos dejado el prado y nos adentramos en una zona de pedrera, al principio con bloques de tamaño medio, entre los que serpentea el camino buscando la línea de avance más sencilla.


Refugio Pombie. Al fondo el Collado Suzon

El lago junto al refugio se convierte en días de sol como este en una pequeña playa
Poco a poco vamos remontando, la subida es también suave, y llegando ya al collado abandonamos la pedrera para retomar el prado.
Las ovejas no suben al Midi, pero poco les falta
En el collado giramos hacia nuestra izquierda (Oeste), y seguimos la senda que, por la línea de separación entre valles se dirige directo a la base del Midi.
Este sendero nos llevará hasta la pared
Donde acaba la senda comienza la primera chimenea. Hay que salvar un escalón y frente a nosotros aparece una grieta de unos 10 metros por la que trepar apoyándonos en ambos lados. Al final de la grieta nos encontramos una pared que se salva por nuestra izquierda por una placa escasa en agarres (a pesar del par de clavijas) y que nos hace desear ser unos centímetros más altos.
La primera chimenea vista desde arriba.
Pasada la primera chimenea, el camino, marcado con abundantes hitos ya hasta casi la misma cumbre, se va hacia la derecha y sube una serie de escalones sin dificultad hasta llegar a la segunda chimenea.
La segunda chimenea, aqui se puede elegir el camino (la experiencia dice que siempre será más fácil el otro)
Esta es más larga y vertical que la anterior y presenta dos posibilidades. Por la izquierda existe una especie de grieta que aparenta ser menos vertical y por la derecha una pared con muchos agarres. Nosotros, para subir, nos decidimos por la derecha ya que desde abajo no veíamos claro como salir de la grieta y la trepada por la derecha, por tener tanto agarre, no parecía complicada.
Nosotros optamos por la derecha, con buenos agarres
Pasada la chimenea seguimos subiendo dejándonos guiar por los hitos que nos llevan hacia la derecha, subiendo hasta la tercera chimenea.
En todo momento tuvimos compañía. Cuidado con las piedras.
Esta chimenea, más larga pero mucho más fácil, realmente se asemeja más a una sucesión de escalones. Nosotros la afrontamos por la derecha mientras que algún grupo la descendía en rapel por la izquierda (existe anclaje en su parte superior)aunque nosotros ya en ese momento decidimos no emplear la cuerda en la bajada de esta chimenea.
La tercera chimenea. Iniciamos la subida por la derecha y la chimenea nos llevó en diagonal hasta esa "U" que se ve a la izquierda

Subiendo por la tercera chimenea
La chimenea nos conduce al Portillón (2.657 m) donde una cruz-flecha de hierro y unas flechas pintadas con pintura plateada en la piedra nos indican como acertar con este punto en el descenso.
Portillón. Ya solo queda andar.
A partir de aquí nos encontramos una ladera pedregosa con múltiples restos de senda. Las sendas nos llevan a una especie de antecima, y después de ella más ladera pedregosa hasta llegar a la arista final desde donde contemplamos la concurrida cima del Midi a nuestra izquierda.
La ladera, con el sol del mediodía se hace pesada, menos mal que queda poco
Recorremos sin problemas la arista, salvando un par de brechas para llegar, nosotros también, a la cima del Midi d'Ossau (2.884 m, 3 h 40 min).
La cima vista desde el inicio de la cresta...¡pero si ya no se cabe!
Disfrutamos de las vistas desde la cima, compartimos conocimientos sobre las montañas vecinas con otros montañeros, por supuesto comemos y bebemos y tras unos 20 minutos para abajo por el mismo camino.

Señalar montes desde las cimas es una de las actividades más habituales, solo hace falta alguien que sepa


No me preguntéis que había en al cima, con tanta gente podría haber habido un buzón y no haberlo visto


En el centro de la foto tenemos mi coche, o al menos se ve la carretera y donde aparcamos.


Los lagos de Ayous, parece un sitio recomendable
Como habíamos subido cuerda, la segunda y la primera chimenea (numeradas según las encontramos en la subida)las bajamos en rapel aprovechando los anclajes ya instalados. La segunda, la más larga, la salvamos por donde la subimos para dejar la fisura a los que bajan sin cuerda. Mientras esperábamos vimos de todo, gente que bajaba como cabras y sin problemas, gente muy bloqueada y, lo más peligroso, cayó una piedra que podía haber hecho mucho daño.
Bajando la tercera chimenea, a ratos sentados a ratos de pie.


Esta es un poco más difícil, mejor con cuerda
El rapel de la primera chimenea en cambio fue ligeramente caótico, otro grupo rapelaba antes que nosotros y cuando empezamos nosotros no quisieron esperar más y comenzaron a destrepar, generándose un considerable atasco en la grieta.
Empezamos bien, con la chimenea para nosotros...


...pero la gente no pudo esperar y el tema se complicó
Al final, entre unas cosas y otras, tardamos más en bajar que en subir y nos costó unas 8 horas y media llegar al coche, cansados pero contentos.
Ya de vuelta, el Midi nos dice adiós
Os dejo el enlace al track (solo subida ya que el GPS se quedó sin pilas):

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=469627

Os dejo unas fotos:








Los caballos nos acompañaron entre el collado del Soum de Pombie y el refugio


Lirios


Vistas desde la cima: Palas, Balaitus, Frondellas, Facha...

...Vignemale, Infiernos...


...Collarada (al fondo), Anayet (Pico y Vértice) delante

lunes, 20 de julio de 2009

Refugio Wallon- Gran Facha (3.005 m)- Embalse La Sarra

Después del suave recorrido hasta el Refugio Wallon nos quedaba afrontar el reto principal de la salida, la subida a la Facha y, lo que para mi es peor, la larga bajada en pleno mediodía hasta La Sarra y las horas de autobús de vuelta. Pero bueno, centrémonos en lo bueno, segunda visita a uno de nuestros primeros tresmiles pirenaicos, esta vez subiendo desde el lado francés. Desde luego se afronta de otra manera, no por haber variado la ruta de aproximación, si no porque entre medias han caído unos cuantos tresmiles y las rutas se ven de otra manera. Posiblemente por nuestra cuenta no habríamos vuelto, por la zona hay otros tresmiles pendientes, pero ya que lo organizaba Ostadar...

Ruta: Refugio Wallon (1.865 m)- Collado de la Facha (2.665 m) - Gran Facha (3.005 m)- Refugio de Respomuso (2.220 m)- Embalse de la Sarra (1.438 m)
Dificultad: Moderada
Distancia: 22,44 km (obtenido del track)
Fecha: 12/07/2009
Duración (con paradas): 10 h 8 min
Montañeros: 30 aprox. (organizado por Ostadar)
Desnivel acumulado(subida):1.853 m (obtenido del track)
Track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=457402

Nos levantamos a eso de las seis tras pasar la noche en el refugio Wallon.(Increíble, no oí ni un ronquido, y como es imposible que nadie ronque, el que roncaba seguro que era yo). Nos atracamos con el abundante desayuno, cogemos las mochilas que pesan igual o más que ayer y a eso de las siete nos ponemos en marcha.

Comenzamos a andar con el sol aun bajo.

La orientación general de todo el camino será oeste, pero ahora nos dirigimos hacia el Torrente de Marcadau, cruzándolo por una pasarela de madera. Continuamos por camino bien marcado paralelos al torrente hasta cruzarlo de nuevo por una nueva pasarela.

Las pasarelas siempre son un buen motivo fotográfico

La senda que sale a la izquierda se dirige al balneario de Panticosa por el Puerto de Marcadau, nosotros nos vamos por la senda, también bien marcada, de la derecha. En seguida comienza la pendiente y los zigzags por la ladera herbosa.

Cruzamos un nuevo arroyo. El camino se dirige al oeste y poco a poco va abandonando los prados para adentrarse en terrenos más "minerales". Llegamos a un pequeño lago, cruzando su desembocadura y siguiendo el camino, entramos en un pequeño valle.

El primero de los valles, con un falso collado al fondo.

Seguimos ascendiendo dejando un nuevo lago a la izquierda (aquí ya teníamos nieve) adentrándonos en un amplio valle que nos dejará en el collado de la facha (el camino parece subir pegado a la derecha, nosotros subimos más hacia el centro, donde la nieve se había retirado dejando a la vista las rocas, la pendiente no era excesiva, pero la capa superior de la nieve estaba blanda y se avanzaba mejor por la roca). Las paredes de la Facha nos acompañan a nuestra izquierda según subimos, parece que está ahí mismo, pero aun nos queda.

La Gran Facha a nuestra izquierda

Hemos subido por estas piedras, por evitar la nieve

Últimos metros por terreno despejado de nieve y llegamos al Collado de la Facha (2.665 m). Hemos recorrido algo más de 5 km y tardado unas dos horas.

Al fin, el collado de la Facha. El camino discurre a la derecha del nevero.

Por si había dudas

Comemos algo, bebemos, y para dejar las mochilas en el collado, cargamos en los bolsillos unos frutos secos y la cámara, nos atamos ropa de abrigo a la cintura y tiramos para arriba, en dirección a la cresta que queda a nuestra izquierda.

La cresta, amplia al principio, por la que tenemos que subir

Seguimos los hitos, abundan, por terreno inestable. Al principio hay senda, y luego el tema se empieza a complicar. Unas veces nos llevan más hacia la cresta, otras más hacia la derecha, por una especie de canal. De vez en cuando hay que usar las manos, pero nunca se trata de zonas expuestas. Siguiendo los hitos, eso si es importante, no se deberían encontrar problemas.

Ya al final, llegados al entronque con la arista occidental (Punta Lagardère), se cruzan un par de brechas. En la segunda nosotros fuimos directos, ascendiendo por la cresta, pero unos hitos a la derecha bordean esta pequeña dificultad.

Finalmente, tras 50 minutos desde el collado llegamos a la cima (Gran Facha, 3.005 m). Algunos del grupo, más andarines que nosotros, ya se bajan. Nosotros, aprovechando que el viento era soportable decidimos esperar al resto del grupo. Y como no, trabamos conversación con un trio que llegó antes que nosotros y, sorpresa, descubrimos que tenemos, aun siendo ellos de Burgos y nosotros del País Vasco, conocidos en común ¡Que pequeño es el monte!

Ya que te hacen el favor de sacarte una foto, no vas a pedir que encima te dejen guapo (y esta es la mejor de las dos).

Unos frutos secos disfrutando del paisaje y alguna foto de los alrededores y ya empieza a llegar el resto del grupo. Múltiples fotos de grupo con la virgen, preguntas a los más expertos sobre los nombres de los montes que vemos y para abajo.

Parte del grupo, yo diría que los mayores, con la virgen que atestigua que hemos llegado a los 3.005 m

El descenso hasta el collado más o menos por el mismo camino. En algún punto los hitos nos llevan más a la derecha, pero finalmente las rutas se juntan en el tramo final, ya llegando al collado. Una nueva parada para reagruparnos, comer algo y coger las mochilas. Con la tontería son ya las 12 cuando salimos hacia Respomuso, bajando del collado hacia el lado español (oeste) por una pendiente pedregosa.

Inicio del descenso con los ibones de la Facha y el nevero

Acercándonos a los Ibones de La Facha comienza el nevero que nos acompañará durante un buen rato. Pasamos los Ibones por nuestra izquierda y continuamos bajando por el Barranco de Campoplano. El nevero continua y pone en dificultad a algunos del grupo, y aunque uno resbala por la pendiente, consigue frenar sin que pase nada. El resto aumentamos las precauciones y damos gracias a que el día de sol ha ablandado mucho la capa superior del nevero, que si no problemas a la vista ya que solo había dos pares de crampones en el grupo.

Esta zona del nevero no planteó muchos problemas...

...esta otra, de mayor pendiente, nos costó más.

La nieve desaparece según nos vamos acercando al Ibón de Campoplano, donde destacan los restos de la inservible presa.

Últimos restos de nieve. Al fondo ya se adivina Respomuso

El Ibón de Campoplano, con la presa a las espaldas tiene mejor pinta

Llegados al Ibón tenemos que cruzar el curso del agua. Dos opciones, bajar por nuestra izquierda siguiendo el curso del desagüe del Ibon hasta sobrepasar la barrera de hormigón y continuando unos metros más hasta un puente o cruzar el curso de agua antes de la presa, opción que tomamos nosotros, buscando un paso donde apenas cubra, justo a la altura del desagüe del ibón, dirigiéndonos por senda marcada primero hacia la edificación que corona el frente de la presa, pero sin subir a ella, y bordeando hacia nuestra derecha por la parte baja de la presa hasta llegar, donde acaba el muro de hormigón, a un cartel indicador que nos indica que Respomuso está a 30 minutos.

Camino bordeando el frente de la presa. Al fondo, la pirámide de la Facha.

Desde este punto el camino ancho y empedrado va por la ladera con pequeñas subidas y bajadas, dejando a sus pies la preciosa zona del Ibon de las Ranas (retorcidos pinos negros por doquier y unos cuantos Ibones, además del característico refugio de Alfonso XIII o de Piedrafita).

Refugio de Alfonso XII

Con el refugio de Respumoso ya a la vista, el camino llega a un cruce, para arriba nos iríamos al Balaitus (habrá que intentarlo un año de estos) o Frondellas (lo mismo digo), para abajo nos conduce al refugio de Respomuso. Llegamos al refugio (2.200 m, unas dos horas desde el collado), y nos sentamos con una cerveza a contemplar el embalse a nuestros pies.

Señal en el cruce de caminos

El fotogénico embalse y el refugio de Respomuso

Una vez reagrupado y rehidratado todo el grupo, vuelta a cargar mochilas y tomando la GR, muy marcada, bordeamos el embalse por nuestra derecha. Llegados al frente de la presa, continuamos descendiendo, GR, por el Barranco de Aguas Limpias, y siempre por su margen derecha.

En el descenso pasaremos por el angosto Paso del Onso con el río encajado a nuestro pies, atravesaremos el LLano Cheto, dejaremos a nuestra derecha el desvió para los lagos de Arriel y cruzaremos unos cuantos torrentes por pasarelas. Al inicio el camino, colgado sobre el río, es pedregoso y despejado, pero más abajo se introduce en el bosque y el sol nos da un respiro, lo cual se agradece ya que es un día de bastante calor y la hora de bajada no es lo más recomendada, pero queremos llegar al autobús cuanto antes, que aun nos quedará camino.

Una de las caídas de agua en la bajada

Llegados a la cola del Embalse de la Sarra ((1.440 m), cruzamos el Aguas Limpias por un puente y nos dirigimos por la carretera, después de una pequeña parada en el bar, hasta el frente de la presa donde nos espera el autobus. Total 10 horas y 8 minutos de camino (incluyendo muchas paradas), para un total de 22 km. Buen colofón para un fin de semana en Pirineos. ¿Será el Midi la próxima escensión?

Por cierto, no he contado lo del milagro de la Virgen de la Gran Facha, si a alguien le interesa, está todo en http://humano.ya.com/grandefacheweb/historia/historia.htm

Os dejo el link al track y unas fotos adicionales, algunas de esta ascensión, otras de la anterior de 2005.

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=457402




Parte del grupo llegando al collado, nosotros ya estamos en la cresta

Ibones de la Facha y al fondo Campoplano y aun más al fondo embalse de Respomuso

Balitus, Frondellas..
...e Infiernos desde la cima

Con tanta nieve no podían faltar los torrentes

Embalse de Respomuso

En 2005 las condiciones de la subida desde Respomuso no tenían nada que ver. Era la primera semana de agosto y excepto una mancha en los ibones de la Facha ya no quedaba nieve.

La misma zona donde el nevero nos ha dado problemas. En 2005 ni un copo.

El arroyo que baja por el barranco de Campoplano

Los ibones de la Facha. Esa mancha fue toda la nieve que pisamos

Ascendiendo. Como digo a veces hay que usar las manos.


Lo blanco no es nieve, son ovejas...

...como demuestra el primer plano

Pino negro en el entorno de Respomuso

Campoplano. Se intuye el inutil frente de la presa