lunes, 8 de diciembre de 2014

Cresta Espadas-Posets (06-08-2014)

En 2013 subimos desde la Espigantosa con la idea de hacer, la Tuca Forau de la Neu, el Pavots y el Diente Royo. Finalmente, tras subir a la Tuca, accedimos a la cresta algo más cerca del Espadas de lo que pensábamos.  Lo vimos cerca, aunque realmente quedaba un buen trecho, y nos atrevimos a subir a él,  antes de volver atrás por la cresta camino del Pavots.

En la cima del Espadas, de nuevo nos planteamos cambiar de planes y seguir hasta la cima del Posets, pero no habíamos preparado esa parte y no sabíamos que nos íbamos a encontrar en la cresta, aunque nos sonaba que no era fácil, así que nos dimos la vuelta y seguimos con el plan inicial de pasar por el Pavots y el Diente Royo.
La cresta del día vista desde la subida: Espadas (centro), Tuca y Tuqueta (a la derecha).
Un año después volvemos a acabar con el trozo de cresta que nos quedó pendiente. Ya sabemos que está el Paso del Funambulista (un par de enlaces de youtube de otros montañeros):  www.youtube.com/watch?v=eUQJLvT0i2Q; www.youtube.com/watch?v=x2tw7ELw59w, y por experiencia ya sabemos que hay algún paso de II y zonas de cresta aérea. Así que esta vez, sin sorpresas y ateniéndonos al plan previsto.
La zona del Paso del Funambulista (el paso como tal son solo los últimos metros). Al fondo, el Posets.
Fecha: 06-08-2014
Montañeros: 2
Recorrido: Parking Espigantosa- Refugio Ángel Orús- Ibón de Llardaneta- Las Espadas-Llardaneta (3.332 m)- Tuca de Llardaneta (3.311 m)- Tuqueta Roya (3.225 m)- Posets (3.375 m)- Canal Fonda - Refugio Ángel Orús- Parking Espigantosa
Distancia (Ida y vuelta): 17,73 km
Desnivel (positivo): 2.431  m
Duración (con paradas): 9 h 45 min
Dificultad: Moderada. Cresta hacia el Espadas aérea en algunos puntos y con alguna que otra trepada por buena roca (paso de II). Paso del Funambulista (aéreo) y paso de II o II+ tras cruzar el paso. Atención al desnivel total.  (Acceso al Espadas de dificultad según PD de acuerdo la "Guía de los 3000m")    
Track en wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8321962
El camino hasta el Espadas sigue íntegramente el camino descrito en la entrada de este blog "Tuca Forau de la Neu y cresterío Espadas-Diente Royo (12-08-2013)", excepto por la diferencia que esta vez no ascendemos a la Tuca. El desnivel desde la Espigantosa sabemos que es importante, y realmente la Tuca, comparada con las moles del Espadas-Posets aporta poca cosa. 

Al igual que en 2013 subir al Espadas cuesta. El acceso en la cresta está a más de 3.150 metros y nos cuesta  más de 3 horas y media llegar hasta ese punto, pero aun así desde ahí queda un buen desnivel hasta la cima, además con varias cotas intermedias de esas importantes que te dan la falsa impresión de que ya estás llegando pero siempre queda más.
Explanada los pies del Espadas por la que discurre el inicio del Torrente de Llardaneta. El valle lo cierra al fondo el Posets.
Aquí ya hemos superado la modesta Tuca Forau de la Neu y flanqueamos hacia la subida a la cresta.
Aunque estamos en agosto todavía persisten manchas de nieve. Las evitamos para acercarnos a la diagonal que marca la zona, más blanca, de caliza.
En la diagonal aparece una vira ascendente por la que, aunque presenta bastante pendiente y está algo deshecha, es posible subir sin usar las manos.
Últimos metros de la vira. Estamos ya a unos 3.150 metros. Bonita subida.
Hay que tener que tener en cuenta que hasta el Espadas, por la cresta, nos encontramos al menos un paso de II, por supuesto mucha trepada por toda la cresta y una zona bastante aérea, pero eso sí, con buena roca, lo que hace que el acceso al Espadas sea un PD.
Desde la cresta hacia el Espadas. En la foto, de izquierda a derecha, el propio Espadas, la Tuca, la Tuqueta y el Posets. La primera cima por la izquierda es una de esas "cotas" que según parece no merecieron un tresmil.
Por aquí (zona central de la foto) se trepa. Paso de II o II+, según las guías.
Frente a nosotros una de esas zonas "entretenidas" de la cresta. Aérea pero con buena roca.
Superada la cota la cresta se suaviza y se vuelve más amigable, pero aún queda un tramo por recorrer.
Mirada atrás, a la cresta recorrida. En el centro, Pavots y Diente Royo. En segundo plano los Eristes y a su derecha los ibones de Millares y Leners.
Por fin estamos llegando: Las Espadas-Llardaneta están ya a tiro de piedra ( !y será por piedras¡). Al fondo, asoma el Posets.

Una vez en la cima de Las Espadas-Llardaneta (3.332 m, 4 h 30 min) el camino está claro, seguimos por la cresta hacia el Noreste, siempre con la mole del Posets frente a nosotros.  La cresta deja de ser tan aérea, y aunque en general es en bajada, presenta al menos una nueva cota que superar y por supuesto, subidas y bajadas siempre con alguna pequeña trepada que otra.
Continuamos por la cresta. Frente a nosotros una primera cota, la brecha que marca la zona del Paso del Funambulista, la cota de la Tuca de Llardaneta, detrás de ella, más rojiza, la cota de la Tuqueta Roya y por último, la subida al Posets.
Pequeñas trepadas, generalmente sin problemas, que nos encontraremos en nuestro camino hacia el Paso.
Hacia el paso casi todo es descender, pero la cresta sigue siendo firme y generalmente amplia.
Nueva trepada.
Frente a nosotros, estamos viendo la brecha que conforma el Paso del Funambulista. Estos pasos que tienen nombre por algo suele ser. Descendemos por la cresta y, y tras una zona que más o menos mantiene cota, nos encontramos una arista de unos diez metros de longitud, con patio a ambos lados, que se pasa andando. Si no tienes vértigo no hay dificultad, ya su parte superior es bastante plana y tendrá unos 40-50 cm. Si lo tienes, mejor evitarlo, un bloqueo aquí tiene que ser  bastante difícil de salvar.

Zona del Paso del Funambulista. Hay que descender por la cresta a ese gran corte visible desde lejos, aunque el Paso solo son los últimos metros, los situados en la cota más baja y justo antes de reiniciar la ascensión. Tras el Paso también se ve la zona de la trepada (paso de II o hasta III, depende quién califique).
Salvamos andando el paso y nos encontramos una nueva trepada, yo diría de nuevo II, aunque por ahí lo he visto catalogado hasta de III. Para muchos, bastante más complicado que el famoso paso.
Salvada esta dificultad, seguimos por la cresta, ahora ya sin apenas dificultades, hasta la cima de la Tuca de Llardaneta (3.311 m; 5 h).
A nuestros pies, el Paso del Funambulista, también tenemos la posterior trepada, justo a la izquierda una vez superado el Paso.
El paso de II, visto desde arriba. Se intuye el patio que presenta el paso que acabamos de cruzar.
Una vez superados tanto el Paso como la trepada, foto del  Paso del Funambulista. Una arista perfecta.
Pero hay que seguir. Ascendemos por la cresta hacia la Tuca de Llardaneta. Aunque el patio a la izquierda es importante, la cresta hacia la derecha es mucho menos impresionante.
En la Tuca de Llardaneta. A nuestras espaldas Las Espadas...
...y frente a nosotros el Posets. Abajo apenas destaca la Tuqueta Roya.
Desde la cima de la Tuca descendemos por la cresta hacia un nuevo collado y enseguida remontamos por un amplio crestón sin dificultades hasta la cima de la Tuqueta Roya (3.273 m; 5 h 15 min). El  Posets está ya a tiro de piedra, pero primero hay que descender unos metros siguiendo la ahora pedregosa cresta hasta el Collado Jean Arlaud o Brecha de Llardana. Y aquí nos liamos un poco.
Descendiendo hacia la brecha entre Tuca y Tuqueta.

La Tuqueta Roya con el Posets detrás. La subida será solo andar.
En la cima de la Tuqueta Roya. A nuestros pies el nevero en la brecha de Llardana y tras él, la pedregosa ladera que nos dejará en el Posets.
Vista desde aquí, la Tuca de Llardaneta incluso parece algo, parece querer competir con Las Espadas.
El collado mantiene un nevero y en vez de cruzarlo siguiendo la dirección de la cresta, nos da algo de “aprensión” la caída desde el nevero a la derecha y lo salvamos descendiendo unos metros hacia nuestra izquierda, cruzando el inicio del corredor Jean Arlaud una vez que la nieve desaparece. El problema es que el corredor, aunque estrecho, es muy empinado y con un terreno muy deshecho en el que según pisas las piedras no te aguantan y caen por el corredor. Pero bueno, con más o menos estilo  bajamos los tres o cuatro metros para salvar la nieve, cruzamos el par de metros de corredor y volver a remontar por la deshecha pedrera de enfrente. De lo peor del día.
En el Collado Jean Arlaud o Brecha de Llardana. Nos dio cosa meternos en la nieve y buscamos la roca del lado izquierdo.
Aunque como el corredor hacia la izquierda presenta mucha pendiente y está muy deshecho, lo pasamos mal para cruzarlo, así que no creo que sea la mejor opción. Aquí estamos descendiendo los primeros metros para luego subir por la zona de enfrente, que incluso en esta foto ya se ve que se deshace de solo mirarla.
Y ya está. Se acabaron las dificultades por hoy. Remontamos por pedrera firme los metros que nos separan hasta la cima del Posets (3.375 m, 5 h 45 min). Disfrutamos de las vistas, cambiamos impresiones con un grupo de montañeros que poco a poco se reagrupan en la cima tras la subida desde Viados, por supuesto les hacemos unas fotos de grupo…y nosotros nos sacamos algunas. Y para abajo.
Últimos metros por la ladera al Posets. Está ya ahí, pero no viene mal un descanso y de paso echamos un vistazo a la cresta recorrida en el día de hoy.
Posets. Si hasta ahora hemos estado solos (en la cresta un montañero iba algo así como media hora por delante, otro la recorría en sentido contrario pero no nos cruzamos ya que descendió a la Tuca Forau de la Neu prácticamente por el contrafuerte que la une a la cresta del Espadas, no vimos a nadie más) la cima del Posets se va llenando de gente que viene de Viados y desde la subida normal de la Canal Fonda.

Y en la cima hay que aprovechar para sacar fotos. Por ejemplo, a la cresta recorrida, destacando Las Espadas...
...y a la cresta de Bardamina (centro) que tenemos pendiente. Habrá que volver para recorrerla en su integridad.
Pero vista desde la cima del Posets, algunos puntos de la cresta apenas destacan, es necesario descender unos metros para que Tuqueta (justo donde la nieve) y Tuca (la siguiente cota) cobren entidad.
Para descender tomamos el contrafuerte sur del Posets (la vía normal desde el Ángel Orús). Es un camino muy transitado así que nos encontramos hitos y rastros de senda que nos llevan primero por la parte superior del contrafuerte y luego descienden hacia nuestra derecha, acercándose poco a poco al Diente de Llardana (por cierto, este tresmil aún nos falta¡¡). Sin llegar a él cogemos la amplia Canal Fonda, cubierta de nieve, así que aseguramos con los crampones, que para algo han estado en la mochila.
Descendiendo por el contrafuerte (el camino normal). Destaca frente a nosotros el Diente de Llardana (!Otro que nos queda¡)
La bajada no presenta dificultades, así que aprovechamos para repasar la cresta. En la foto, da la izquierda, el corte donde está el paso del Funambulista, en el centro la Tuca de Llardaneta y a su derecha, la cima rojiza de la Tuqueta Roya,...
...y si miramos todo a la izquierda, la pequeña Tuca Forau de la Neu y a la derecha, Las espadas-Llardaneta.
La bajada nos acerca bastante a la base del Diente de Llardana. Creemos que se sube por las viras de la izquierda, aunque aquí nos encontramos con ese montañero que recorría la cresta media hora antes que nosotros y que volvía de explorar el inicio de la subida al Diente. Él se acercó pero no vio clara la subida así que lo dejó para otra ocasión. Nosotros ni acercarnos, directamente otra vez será.  
Así que nos metemos en la Canal Fonda.
Crampones y para abajo.
La canal nos deja en una zona de pedrera inclinada, donde la nieve ya se ha retirado, para acabar en una zona plana, de nuevo con nieve que nos conduce a un estrechamiento de la canal.
Salvada esta zona más estrecha volvemos a salir al prado. Seguimos el marcado sendero que desciende por el prado  hacia el torrente de Llardaneta, enlazando con el camino de subida de la mañana.
La parte empinada de la Canal Fonda ya está superada. Ahora toca una pedrera y luego el nevero de la foto, ya sin pendiente, para salir, por el estrechamiento de la derecha,...
...a la pradera con el Torrente de Llardaneta y el camino hacia el Angel Orús.

Desde aquí, de nuevo al Ángel Orús y de ahí al parking de la Espigantosa. Total, que nos hemos metido entre pecho y espalda más de nueve horas y media de andar y trepar, unos 17 km de recorrido y más de 2.400 m de desnivel. Día duro, pero muy bonito.

Por cierto, siempre hay tiempo para fotos de flores, insectos o animales. Un par de ellas:

Paradísea, lis de san bruno (Paradísea liliastrum).
Astrancia mayor (Astrantia major)

Por cierto, con los nombres de las flores uno hace lo que puede. Perdón si me he equivocado.

1 comentario:

  1. Por si fuera interesante o de utilidad para ti, para tus compañeros de rutas o para los lectores de tu web, tengo publicado el siguiente blog:
    plantararboles.blogspot.com.es
    Un manual sencillo para que los amantes de la naturaleza podamos reforestar, casi sobre la marcha, sembrando semillas producidas por los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.
    Salud,
    José Luis Sáez Sáez

    ResponderEliminar