miércoles, 2 de diciembre de 2015

Monte Perdido, por las Escaleras, y Cilindro, desde los Miradores de Ordesa (01-08-2015)

Aunque parezca increíble, el Monte Perdido llevaba mucho tiempo en la lista de pendientes. Unas veces por un motivo, otras por otro se mantenía ahí, siempre pendiente para otro año. Lo intentamos hace un par de años, en otoño, pero por la noche cayó la primera nevada de la temporada y cambiamos de planes sobre la marcha (cambio a nuestra manera, que decidimos hacer el Cilindro ya que su pedrera, por la orientación, se limpiaba de nieve mucho más rápido que la escupidera).
Cilindro, Perdido y Añisclo. Impresionantes desde la zona de los Miradores
Pero los montes, y eso lo sabe cualquier montañero, siguen ahí año tras año, esperando su turno, y de este verano no ha pasado.
Me encanta esta foto. Octubre de 2013. El Monte Perdido, con la Escupidera marcada por la nieve y abajo, el Lago Helado, visto desde el Cilindro. En este salida no sufriremos en la Escupidera, ya que la hacemos en bajada.
Me permito, en algunos puntos de la entrada, usar fotos de aquel día. Si hay nieve es de octubre del 2013.

Fecha: 01-08-2015
Montañeros: 3
Recorrido: Parada de Bus frente a Miradores de Ordesa (2.175 m) - Refugio de Góriz (2.160 m) - Punta de las Escaleras (3.027 m) - Monte Perdido (3.355 m) - Cilindro del Marboré (3.328 m) - Pitón SW del Cilindro (3.194 m) - Refugio de Góriz (2.160 m) - Parada de Bus frente a Miradores de Ordesa (2.175 m)
Distancia (Ida y vuelta): 22,98 km
Desnivel (positivo): 2.041  m
Duración (con paradas): 10 h 56 min
Dificultad: Moderada. Trepadas (II) en las "escaleras" del Perdido y en el acceso al Cilindro. Además, hay que tener en cuenta que salen unos 23 km con 2000 metros de desnivel.   
Track en wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=10377775


La niebla parece que quiere fastidiarnos el día. Pero el camino una vez que el bus nos ha dejado en los Miradores no tiene pérdida. Además, no estamos solos.
Vamos recorriendo el sendero, siempre muy marcado o con hitos. El sendero mantiene cota y deja el cortado hacia el fondo del valle de Ordesa siempre a nuestra izquierda.
La niebla nos impide ver bien el valle, pero al fondo, podemos llegar a intuir la Cola de Caballo.
Seguimos avanzando junto al cortado y, sorpresa, se abren algo las nubes y empezamos a ver el Monte Perdido. El alivio es general: ¡Tendrémos buen día!
Llegamos al Refugio de Góriz. Hasta aquí hemos llegado llaneando (realmente perdemos algo de cota respecto a los Miradores de Ordesa), por sendero muy marcado. Nos ha costado llegar algo así como 1 h y 20 minutos.
Empezamos a subir por el sendero normal hacia el Perdido (dirección Noreste). Como era de esperar, la senda se convierte a veces en un marcado surco en las zonas de hierba de la ladera.
También nos encontramos pequeños pasos en la roca. Los hitos nos indicarán siempre la mejor opción de paso o incluso, la alternativa (más larga, pero más fácil).
Poco a poco nos vamos acercando a la pared.
Y al poco de alcanzarla (aprox a una altitud de 2.500 m) aparece una amplia canal pedregosa que asciende en dirección Este. Abandonamos en ese punto el camino normal y subimos por los rastros de senda que ascienden por la parte izquierda de la canal.
La canal (unos 75-80 m de desnivel) nos deja en una especie de collado. A nuestra izquierda los hitos en una pequeña repisa que queda sobre la canal por la que hemos subido nos marcan el camino.
Pasada la repisa, subimos siguiendo hitos y rastros de senda en dirección Noreste. Sobre nosotros se abre una amplia ladera pedregosa, principalmente caliza rota, en la que ya empezamos a ver "escalones" (zonas de pequeñas paredes calizas que habrá que superar).
Primer escalón importante. Los hitos nos llevan unos pocos metros a la derecha de donde nos dejan los trazos de senda. Por ahí es algo más fácil que por donde lo intentamos en la foto, pero también hay que poner las manos.
Más ladera pedregosa. Y sobre nosotros, un nuevo escalón. Esto va a ser así unas cuantas veces, aunque ya intuimos la Punta de las Escaleras.
Tras una corta trepada...
...salimos a una zona llana con la Punta de las Escaleras a nuestra izquierda. Aunque vemos un hito en la cresta, y visto lo visto seguramente era la mejor opción, pasamos de él y vamos avanzando por el llano rodeando la Punta de las Escaleras, dejándola a nuestra izquierda,  y acercándonos a la pared.
Pero llega un momento en que nos cansamos de mantener cota y de rodear la cima, así que giramos 90 º a nuestra izquierda, trepando por buena caliza cuando vemos que ha perdido verticalidad. 
Salimos a un amplio crestón calizo que sin más dificultades nos lleva (Noroeste) a la cima de la Punta de las Escaleras (3.027 m, 3 h 15 min).  Nuestro primer tresmil de la temporada y el primero de una jornada que se nos hará larga.
Las nubes nos ocultan la cima del Perdido (izquierda de la foto) pero nos dejan ver la ladera por la que hemos de subir (también a la izquierda de la foto).
Desde la cima tenemos a la vista el Pico Añisclo (o Soum de Ramond), uno de los objetivos que teníamos para este año.
También desde la cima, a nuestra espalda, la curva que forma el valle de Ordesa.
Volvemos unos metros atrás por el crestón calizo y bajamos al collado que nos separa de la ladera hacia el Perdido. La senda según subimos nos va dirigiendo hacia la derecha, hacia una marcada canal en la pared caliza.
A nuestra espalda, según subimos, queda la Punta de las Escaleras.
Y a nuestra derecha, algo más lejos, el Pico Añisclo. Ahora que las nubes se han apartado un poco se aprecia en el centro de la foto la canal que asciende en diagonal hacia la derecha y que nos deja en una antecima previa a la cresta final.
Pero esa canal es para otro día. Ésta es la de hoy. Recogemos los bastones, que hay que trepar.
Mi hermano ya va de la mitad para arriba, es un buen factor de escala. La chimenea no es díficil, la caliza es firme y con muchos agarres, ¿II?.
Salimos de la canal y el camino gira unos metros a nuestra izquierda, por unas repisas que nos conducirán a una nueva ladera.
Ladera que se parece a todas las anteriores, y por supuesto, con un nuevo escalón (esta vez el último) sobre nosotros.

La senda nos conduce a una nueva chimenea.
Así que a trepar. De nuevo buena caliza y muchos agarres, ¿II?. Los últimos metros nos encontramos una cuerda fija, que algo ayuda.
Y salimos al pedregal que nos conducirá, ya sin más dificultades a la cima.
Monte Perdido (3.346 m, 4 h 15 min). ¡¡¡¡Pena que hay nubes!!!!
Foto en la cima. Para este lado parece que no había nadie, que estabamos solos en la cima, pero estaban todos, y eran bastantes,  a mi espalda, a cubierto del aire.
Comemos algo, comentamos la jugada con otros montañeros, pero no hay fotos desde la cima. Salimos pitando (Norte)  hacia la Escupidera. 
Entramos en la Escupidera. No hay nieve, así que es una cuesta pedregosa y deshecha por la que bajamos a buen ritmo y sin retenernos mucho hacia el lago Helado. Evidentemente los que suben no llevan tan buen ritmo, más bien del tipo un paso para adelante y dos para atrás.
Ya en la parte baja de la Escupidera la abandonamos por la izquierda, a un espolón rocoso, por donde sigue la senda.
Frente a nosotros el Cilindro, y abajo el Lago Helado.
Vista de la Escupidera ya casi cuando llegamos abajo. Una buena cuesta con el Perdido como premio.
Lago Helado. Pasamos junto a él, dejándolo a nuestra derecha, y nos dirigimos (Noroeste) a la amplia canal frente a nosotros, practicamente enfrentada a la Escupidera, que nos conducirá al Cilindro.
De la Escupidera en subida nos hemos librado, pero de esta no nos libramos. Otra canal deshecha en la que sufrir (ya llevamos un buen rato andando y unos cantos metros de desnivel).
Al inicio de la canal subimos por la izquierda de la misma. Y luego poco a poco nos vamos yendo hacia la derecha. Luego nos dijeron que mejor todo el rato por la izquierda. No lo voy a discutir, puede ser, el lado derecho es pesado, pero no creo que el izquierdo sea mucho mejor. En fin, ya estamos llegando al final.
Cuando la canal se acaba el tema se pone "divertido". A nuestra derecha una buena pared con dos chimeneas verticales. Tomamos la primera que nos encontramos, aparentemente más vertical.  
Trás un primer paso muy vertical pero con buenos agarres, la chimenea se tumba un poco má, aunque en la foto sigue dando bastante respeto. Esta segunda zona tiene algo que unos montañeros definieron como "cantillo", la roca tiene muchos agarres y apoyos para los pies, pero son bastante pequeños así que más vale tener cuidado. Se aprecian en la foto los anclajes para rapelar, una buena opción que no era para nosotros ya que no llevabamos cuerda.
Trás la canal salimos a una cresta caliza por la que vanzamos sin más dificultades que andar con ojo, para llegar a una nueva pared y una nueva trepada. En esta foto, sacada desde la cresta, parece que nos enfrentamos a una gran pared.
Pero si nos acercamos no es para tanto. Además, en esta foto con nieve, se ven las zonas que nos servirán de apoyo (aquellas en las que la nieve se ha acumulado) facilitándonos superar esta dificultad (más o menos por el centro-derecha de la foto).  
Y después de esta pared ya solo nos queda una última ladera. A mi las dos veces que he subido al Cilindro se me ha hecho larga esta parte. No queda nada, pero cuesta.
Cilindro del Marboré (3.328 m; 6 h).
Foto de rigor en la cima. Se abrieron las nubes para la ocasión.
Foto del 2013. Vistas desde el Cilindro hacia el Oeste. Picos de la Cascada, Espalda, Torre, Casco, Taillón, Gabietos...unas vistas de esas que justifican la subida. (Y un buen fondo de escritorio)
El Monte Perdido se sigue escondiendo. Esta es la mejor, al menos se ve la cima, que pudimos hacer.
Descendemos por el mismo camino. Cuando llegamos a la primera chimenea de la subida, la que nos deja en el collado, optamos por probar la otra opción. Así que nos vamos a la otra canal (queda ahora a nuestra derecha). El inicio es muy tumbado, así que casi se baja sentado.
Y abajo gana un poco en verticalidad, pero como los agarres son muchos y buenos, tampoco nos da problemas. Si tengo que valorar, ésta me parece más fácil, probablemente porque no tienes esa sensación de "vertical" que sí tienes en la otra.
La chimenea vista desde abajo, parece más vertical de lo que es.
Y luego, a subir unos poquitos metros, sorprendentemente pocos, que  no podemos dejar de visitar la cima del Pitón SW del Cilindro (3.194 m; 6 h 15 min).
Desde la cima del Pitón aprovechamos para analizar, una vez superada, la subida al Cilindro del Marboré. Abajo, en el centro de la foto, las dos chimeneas. La que queda a la izquierda es por la que bajamos, la que queda justo en el centro es por la que subimos. Y ya arriba, vemos la última pared a superar.
Zoom sobre las chimeneas.
Y bajamos por donde hemos subido hasta el Lago Helado.La bajada, como siempre, muchísimo más llevadera.
Una vez en el Lago Helado tomamos el camino normal de bajada. La única dificultad puede ser este paso con cadena. Una corta repisa por la que corre el agua y en al que nos podemos encontrar hielo.
Pasado ese punto ya solo queda andar. El entorno, roca por todos lados, es espectacular.
Llegamos al punto en el que nos desviamos del camino normal a la mañana. La nube se ha ido y podemos ver la canal por la que hemos subido.
Refugio de Góriz, como siempre lleno. A la mañana solo paramos a coger agua, ahora, ya seguros de que no vamos a tener problemas de tiempo, nos paramos a tomara algo.
Dejamos atrás Góriz y volvemos por el camino de ida, bordeando el valle de Ordesa. Con menos nubes ahora, disfrutamos de las vistas.
Última foto, desde los Miradores. Valle de Ordesa y al fondo, entre las nubes, Cilindro, Perdido y Añisclo. Volveremos en septiembre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario