martes, 12 de mayo de 2009

Brinkola-Artzanburu-Andraitz-Tubobide-Brinkola (parteI)

Hay sitios donde uno se encuentra especialmente a gusto y este es para mi uno de esos. La sierra de Aizkorri me queda relativamente cerca de casa, así que he metido, y lo sigo haciendo, unas cuantas horas por sus picos y sus laderas. Da lo mismo la estación o las condiciones, siempre suelo encontrar un lugar tranquilo, evitando las rutas más comunes y los domingos, donde perderme.

Vistas desde Artzanburu (a la izquierda Arbelaitz, Aitxuri, Aizkorri...)


Dentro de Aizkorri hay dos lugares que me gustan especialmente. Uno es Tubobide, un sendero sin apenas desnivel que discurre entre hayas. El otro es Artzanburu, no es una de las cumbres importantes, pero tiene una vista de la zona de Arbelaitz, Aitzuri y Aizkorri, especialmente recomendable con nieve, por la que merece la pena subir hasta ahí.


Buzón en Artzanburu


El camino de hoy es una ruta circular que une ambos puntos, si se hace entre semana probablemente no te cruces con nadie en todo el recorrido, si acaso en el aparcamiento, un sábado puede que encuentres a alguien en Artzanburu, poco más. Eso si, otoño llena de buscadores de setas y cazadores Tubobide, sigue siendo un sitio bonito, pero no es lo mismo.

Son algo más de 17 kilómetros, con unos 1.600 m de desnivel (eso dice el GPS). Y una cosa importante, el track es de un día que aun quedaba alguna mancha de nieve, por lo que puede que me desvie ligeramente del camino marcado, pero como es siempre evidente no tendréis problemas. Otra cosa importante, las fotos son de muchos días, incluso de años diferentes, ya os digoq ue voy mucho por ahí.

Comenzamos en el pantano de Brinkola. Llegamos a Brinkola por la carretera de Legazpi a Oñati, tomando un cruce pasado Telleriarte, si vamos de Legazpia Oñati, y justo cuando parece que hemos llegado al pueblo, tomamos la carretera que continua un par de kilómetros hasta el pantano. Justo al lado de la presa se puede aparcar.


Pantano de Brinkola. En el centro, arriba, Artzanburu

Cruzamos el frente de la presa y bordeamos el pantano hasta alcanzar una pista balizada (las marcas rojas y blancas pertenecen a la Ruta de los Tres Templo y se dirigen a Aranzazu, así que nos acompañarán hasta Bizkornia) que sale a la derecha del pantano, pero manteniendo, al menos al principio, prácticamente la misma dirección que traíamos. Aproximadamente 1,5 km después se nos une la pista que viene de Udana, continuando nosotros por la misma pista.

Estamos en un pinar y comienzan, al menos para mi, las primeras cuestas. Son cortas y nos dejan en un llano, incluso con ligeras bajadas, hasta llegar a un bosque de alerces que dejamos a nuestra derecha. En otoño puede que nos encontremos todo terrenos aquí aparcados, y también es muy habitual que los caballos pasten bajo los alerces.

Aquí se acaba lo bueno, la pista comienza a subir decidida entre el pinar (buenos ejemplares), hace un par de revueltas y un nuevo llano, apenas unos metros, para tomar aliento. En este llano, más o menos a la mitad y a nuestra derecha sale un sendero. Justo en su lado derecho, el primer pino está balizado, aunque apenas se lee ya, con la marca “vi” escrita en blanco. Siguiendo estas marcas, escasas aunque situadas estratégicamente, nos metemos en un camino muy entretenido, con continuos cambios de pista a sendero, o de sendero a campo a través, que deberían dejarnos, si tenemos tiempo, en Vitoria, pero esa es otra historia.

Nosotros seguimos la pista y las marcas rojas y blancas hasta un nuevo cruce de caminos, donde un poste nos indicará lo que nos falta a Bizkornia, adonde nos dirigimos. Siguiendo sus indicaciones abandonamos la pista y por sendero nos introducimos en un pequeño pinar.


Cruce. Nosotros tomamos el de la izda.


Pasamos una fuente, últimamente siempre seca y volvemos a una pista justo en frente de unas bordas. Merece la pena parase bajo ellas, darse la vuelta y contemplar Korosti y su cordal, Aralar a lo lejos, Udalaitz a nuestra izquierda, etc, etc, vamos que magníficas vistas de Gipuzkoa.

Bordas

Continuamos por la pista, ahora bastante pedregosa, rebasamos las chabolas subiendo una rampa y justo cuando parece que se suaviza el desnivel, atentos pues abandonamos las marcas rojas y blancas y tomamos un sendero que en contra dirección (Sur) sube en diagonal la ladera, prado con algunos espinos y algún haya aislada, que tenemos sobre nosotros. A media ladera un zigzag y seguimos subiendo. Esta zona es conocida como Minas, los restos y sus huellas están en todas partes.

La ladera, con mucha nieve cubriendolo todo

De nuevo un pequeño llano y aparece en frente nuestro un sendero que sube en diagonal y hacia nuestra izquierda por una zona de piedra más o menos suelta, restos de la actividad minera de la zona. Tenemos Artzanburu justo encima nuestro, a nuestra izquierda.


No se ve la piedra suelta de las minas, pero está ahí debajo.


El collado es ya Bizkornia. El pico más alto, Artzanburu


Un haya bajo nuestros pies

Tras remontar esta zona aparecemos en Bizkornia (de haber seguido el GR habríamos llegado igual, pero a mi me gusta más esta opción) Este pequeño el llano, lleno de restos de las minas que sirve como lugar de cruce de unas cuantas rutas, de hecho en su centro tenemos un indicador, nosotros seguimos de frente hacia Urbia, cruzando el pequeño llano y dejando una pequeña charca a nuestra derecha.


Bizkornia y Artzanburu casi borrado por el sol.

Indicador en Bizkornia
Comenzamos a subir por el camino tallado en la piedra y a los pocos metros seguimos la ruta balizada con marcas de pintura amarilla hacia nuestra izquierda. El letrero de Artzamburu y la flecha, pintados en la roca, no deberían dar lugar a dudas.

Avanzamos pues hacia nuestra izquierda, paralelos a la línea de la sierra, por la zona de prado hasta llegar a una especie de cóncava a nuestra derecha. Aquí el camino sube decidido por esa cóncava alternado pequeñas rocas y prado, al poco giramos una vez más hacia nuestra izquierda (este) buscando el punto más alto, con un poco de ojo ya se empieza a ver el vértice geodésico y el buzón que marca el lugar. Disfrutamos de las vistas desde Artzamburu y continuamos (en breve, la continuación).

Vistas desde la cima.
Y unas cuantas fotos de la zona, eso si, con mucha nieve.


Hacía un día precioso...


Acebo (Korosti)


Desde la subida a Artzanburu, mirando a Aloña.




Entre Artzanburu y Arriurdin.


Bizkornia




Y el enlace al la página con el track http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=360732

No hay comentarios:

Publicar un comentario